8 poderosos motivos para tomar Moringa

0 235

 

La moringa tiene propiedades y beneficios que nos ayudan a cuidarnos de forma natural. Nos aporta aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Nutrientes que dotan a la moringa de acción antiinflamatoria, antidiabética, cardioprotectora o hipocolestemiante y ayuda a bajar el colesterol.

 

¿Cómo se toma la moringa?

De la moringa se utilizan con fines nutricionales, medicinales o cosméticos las hojas, el tronco, los frutos, las flores, las semillas y las raíces. Las raíces y el tronco se pueden preparar en infusión o también se pueden moler y añadir a los platos. Igualmente las hojas se pueden tomar en infusión o incluirlas en la elaboración de platos como sopas, purés o estofados e incluso las hojas y las flores se pueden tomar frescas en platos fríos y tibios como ensaladas o batidos verdes, aunque también se pueden moler. El aceite de semillas de moringa se utiliza para el cuidado de la piel y del cabello con muy buenos resultados. Las semillas se pueden consumir tostadas. Como puedes ver, hay muchas formas diferentes en las que podemos tomarla y poder aprovechar así los beneficios y propiedades de la moringa.

 

8 poderosos motivos para tomar moringa

1. Moringa para anemia ferropénica

Entre los numerosos componentes de la moringa se encuentran vitaminas del grupo B, C y hierro, que nos ayudan a prevenir la anemia ferropénica al evitar la carencia de estos nutrientes en los casos de dieta desequilibrada. La combinación de la vitamina C y el hierro en las hojas de la moringa favorece la absorción de éste último.

2.- Moringa para artritis y otras dolencias de las articulaciones

La moringa, al igual que la cúrcuma  y el jengibre, nos ayuda a reducir la inflamación gracias a algunos componentes como los ácidos fenólicos que tienen un efecto antiinflamatorio en el organismo. Además su contenido en magnesio, hierro, cobre, potasio o calcio nos ayudan a cuidar y fortalecer nuestro aparato locomotor para evitar dolencias en un futuro.

3.- Moringa para dolencias gástricas

La moringa tiene acción antiulcerosa, por lo que es de gran valor para prevenir úlceras en el tracto gastrointestinal. Además es beneficiosa para los casos de gastritis, el ardor de estómago o agruras,  e incluso es de gran utilidad para combatir el estreñimiento.

Como la moringa también posee efecto antibiótico y antibacteriano, ayuda a reducir o inhibir el crecimiento de microorganismos patógenos en el tracto digestivo. De hecho, uno de los usos que se le da a la moringa en medicina ayurvédica es para expulsar parásitos como las lombrices.

4.- Moringa para dolor de cabeza

Las hojas se usan en la medicina tradicional india para reducir o eliminar el dolor de cabeza como jaqueca y migraña por su acción antiinflamatoria. Además favorece el descanso y facilita el sueño. En este caso se realiza un emplasto con las hojas y se coloca sobre la frente. También se toma la infusión de las hojas. Como la moringa también puede reducir la fiebre, resulta ser un remedio natural excelente para combatir el dolor de cabeza derivado de estados febriles.

5.- Moringa para hipertensión arterial

La acción hipertensiva de la moringa se debe a componentes como los glucósidos de tiocarbamato y de isotiocianato, por lo que esta planta puede resultar beneficiosa en el caso de personas que tengan la tensión alta. Además tiene otros beneficios para el sistema cardiovascular, porque, entre otras acciones en este campo, la moringa actúa como cardiotónico y además estimula la circulación de la sangre.

6.- Moringa para alteraciones del tiroides

La moringa tiene potencial para ayudar a aliviar disfunciones relacionadas con el sistema endocrino, entre ellas, las alteraciones relacionadas con el funcionamiento de la glándula tiroides, ya sea por un aumento de su actividad (hipertiroidismo) o por una ralentización (hipotiroidismo).

7.- Moringa para diabetes tipo II

Un trastorno del metabolismo es la diabetes mellitus o tipo II. Los componentes que tienen acción antidiabética en la moringa son los isotiocianatos y éstos ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes tipo II o no insulino-dependiente.  Además se debe vigilar la dieta y es imprescindible ajustarla a las necesidades de la persona. En los casos de la diabetes tambien es beneficiosa otra planta medicinal muy conocida: la stevia.

8.- Moringa como estimulante del sistema inmunológico

La moringa contiene antioxidantes que mejoran el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico y nos ayuda a combatir las infecciones. Las hojas de la moringa son ricas en vitamina C, polifenoles, quercetina, beta-caroteno, selenio, zinc o ácido clorogénico que previenen los daños que causan los antioxidantes y ayudan a retrasar el envejecimiento.

La moringa es conocida como el árbol de la vida o la planta milagro. De hecho, la moringa forma parte de la medicina tradicional de India, la ayurveda. La Moringa Oleifera, el nombre científico del árbol,  proviene de India, Afganistán y Pakistán.

@MarylinRamos13

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.