Siete técnicas para disminuir el estrés

0 179

El estrés es un estado muy común en los seres humanos, sin embargo, no beneficia para nada la salud. Es por ello que debemos aprender a alejarnos de todo aquello que nos cause este malestar, como sentimientos, pensamientos, lugares o personas.

Aquí algunas recomendaciones dadas por expertos, para aprender a controlar las situaciones que pueden producirte esta molestia:

1. Cuida tu cuerpo

Para minimizar el estado de alerta, alivianar la tensión muscular y crear endorfinas, lo más recomendable es hacer ejercicio. Sin embargo, se debe tener en cuenta que una buena alimentación y el descanso suficiente, resultan ser buenas opciones. “Lo que hace el sueño es ayudarnos a reiniciar el organismo y frenar esa producción de hormonas asociadas al estrés.

2. Usa las destrezas que tienes a tu favor

Para controlar la ansiedad puedes poner a trabajar tus destrezas y destacarte en las cosas que mejor haces, bien sea cocinar, arreglar objetos, cuidar las plantas, pintar. “Mucha de la información que nos estresa la recibimos a través de las palabras. Si nos relajamos a través de actividades como garabatear o colorear, dejamos enfriar esos procesos cognitivos y nos conectamos más con las partes de nuestro cerebro asociadas al lenguaje no verbal”, indica la experta.

3. Desconéctate un poco del mundo

Ocupar el tiempo en las redes sociales o canales de noticias todo el tiempo no es una actividad que te ayuda con la relajación. “Estar informado y conectarse con la realidad es muy importante, pero también hay que saber hasta qué punto debemos permitir que eso nos absorba”. En esto también se ve incluida la relación con esas personas que tienen cargas pesadas y están repitiendo lo mismo una y otra vez.

4. Fortalece las relaciones sociales

Es cierto que el cansancio físico y mental producido por el estrés causa aislamiento e irritabilidad, por eso, los expertos indican que es necesario hacer un esfuerzo para no apartarse del entorno familiar y social. Necesitamos el contacto físico y emocional para sobrevivir desde que nacemos. Es válido reforzar nuestros vínculos con las personas que nos hacen sentir seguros y queridos, sobre todo si nos sentimos mal.

5. Dedícate a la respiración

Respirar de manera adecuada reduce considerablemente el estrés. “Respirar de manera consciente provoca la respuesta opuesta al estrés: moderamos la producción de cortisol y adrenalina, relajamos los músculos, nos oxigenamos mejor y moderamos la tensión arterial”. Uno de los mejores beneficios de este trabajo, es aprender a disminuir el habito de tener una reacción ante todas las situaciones.

6. No arruines tus momentos

Los efectos de la meditación se ven con el tiempo y por supuesto, en la medida en que lo vamos practicando. “Hay gente que va a su primera clase de yoga, por ejemplo, y sale frustrada porque se sintió torpe o no pudo relajarse mucho, pero es fundamental tenerse paciencia”.

No todo el mundo tiene el mismo nivel de paciencia y asume de rápido que el proceso de aprendizaje es lento, no hay que desesperarse. “Hay gente que asume erróneamente que meditar es poner la mente en blanco, pero eso es muy difícil porque la mente está diseñada para pensar, divagar, fantasear, recordar. Si vemos que nos cuesta mucho dejar pasar las ideas, otra opción es visualizarnos en un estado de mayor bienestar”.

7. Disfrutarlo todo

“En la medida en la que uno reserva espacios para disfrutar, tiene más espacio para negociar con la realidad, buscar formas adaptativas para funcionar a pesar de la situación y no quedarse anclado en estados emocionales desgastantes”.

Fuente: DesdeLaPlaza

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.